¿Cómo conseguir la residencia permanente en Australia? La Visa 100 o Partner Subclass

Sep 30, 2021

¿Quieres saber cómo se puede conseguir la residencia permanente en Australia? En este artículo te vamos a contar como puedes hacerlo con la Visa 100 o la Partner Subclass.

Y te lo contamos aprovechando el hecho de que hace unos pocos días conseguimos la visa 100 para uno de nuestros clientes que estaba interesado en obtener este permiso para viajar a Australia. Hemos decidido compartir con todos vosotros las características de este tipo de visados (la visa 100).

Si bien es verdad que no se encuentran entre los que con más frecuencia nos son demandados, presentan unas características específicas que vale la pena comentar. Mucho más cuando parece que Australia va a empezar a permitir los viajes a partir del mes de Noviembre.

¿Qué es una visa 100 o Partner Subclass?

 

Vamos pues a explicaros qué es una visa 100, también llamada Partner Subclass y cuáles son las condiciones que se deben reunir para poder solicitarla.

Empecemos diciendo que este tipo de visa no es fácil de conseguir y lleva tiempo su consecución.

La característica principal de este visado es que permite al cónyuge o pareja de hecho de un ciudadano australiano o neozelandés, vivir en Australia de forma permanente. Por norma general, se otorga a aquellas personas que tienen una “partner visa” (visa de pareja) temporal (subclase 309).

Las preguntas más frecuentes que surgen al plantearnos la solicitud de este visado son:

  1. ¿Qué requisitos debe cumplir el solicitante?
  2. Qué beneficios tiene la concesión de la visa
  3. Obligaciones una vez obtenida la visa

 

1.- Requisitos para obtener la Visa 100

Para obtener una visa 100 primero se deberá estar en posesión de una “partner visa” temporal (subclase 309) antes de recibir la residencia permanente. Lo recomendable es presentar al mismo tiempo la solicitud de visa temporal y de visa permanente, ya que generalmente hay que esperar dos años antes de poder recibir la visa permanente.

Además, se requerirá que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Ser cónyuge o pareja de hecho de un ciudadano australiano o neozelandés.
  • Tener más de 18 años, aunque se contemplan algunas excepciones para solicitantes casados.
  • En el momento de solicitar la visa se debe estar viviendo fuera de Australia.

 

2.- Beneficios al recibir la visa 100

  • Vivir en Australia de forma permanente.
  • Trabajar y estudiar en Australia.
  • Inscribirse en el programa de atención médica australiano.
  • Asistir a clases gratuitas de inglés.
  • Viajar desde y hacia Australia durante 5 años.
  • Se podrá iniciar el proceso para convertirse en ciudadano australiano.
  • En caso de separación o divorcio de la pareja con la que solicitó la visa, no supondrá un problema iniciar una nueva relación con otra pareja.

 

3.- Obligaciones una vez obtenida la visa 100

  • Cumplir con las leyes australianas.
  • Si se cometen delitos graves, el gobierno australiano podrá cancelar la visa y el beneficiario de esta podrá ser deportado, incluso si todavía está casado o vive con su pareja de facto.
  • Por lo tanto, se deberá cumplir con la ley australiana mientras sea residente permanente de Australia.
  • Una vez se otorga la ciudadanía australiana, ya no se tendrán condiciones vinculadas a la visa.

 

Si tiene interés en ampliar la información sobre cómo tramitar visados para Australia puede consultar los diferentes tipos de visados que ofrecemos en el siguiente enlace

 

Para cualquier consulta adicional sobre visados para Australia no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro teléfono 91 847 87 30 o por mail a consultas@visadosempresas.com

 

RECUERDE:

  • En VISADOS EMPRESAS somos EXPERTOS en la gestión de visados para Australia.

  • Desarrollar actividades laborales sin tener el preceptivo visado esta perseguido por la legislación australiana y puede generar graves perjuicios a la compañía local.

  • Gestionar un visado sin tener los conocimientos adecuados puede acarrear retrasos inesperados, problemas a la entrada e incluso la pérdida del importe de las tasas.