Procesos migratorios de Marruecos – Visado para Marruecos

Ago 11, 2021

Acabamos de presentar el informe “PROCESOS MIGRATORIOS RELACIONADOS CON EL ENVIO DE PERSONAL TÉCNICO AL REINO DE MARRUECOS PARA REALIZAR ACTIVIDADES DE TIPO LABORAL” y no quería dejar de comentaros algunas de las conclusiones más interesantes a las que hemos llegado.

A la hora de estudiar cualquier proyecto de desplazamiento tendremos que considerar las dos modalidades existentes para la contratación de nacionales extranjeros.

La primera de estas vías sería la contratación en origen, que permite una estancia máxima continuada que no puede superar los 90 días ni un total de 180 por cada año natural.

Además, esta vía está limitada a una serie de supuestos específicos y en modo alguno es posible obtener un permiso de residencia sin presentar un contrato de trabajo visado por el Ministerio de Trabajo de Marruecos, lo que limita claramente cualquier posibilidad de extender la estancia continuada más allá de los 90 días.

La segunda vía, necesaria para desarrollar la actividad más allá de los 180 días por año natural en períodos de 90, requiere la obtención de un contrato de trabajo en Marruecos. Para ello se deberá seguir un proceso que consta de tres fases:

 

Obtención del permiso de trabajo en Marruecos.

Hay que tener presente que la legislación en materia de migración de este país protege a los trabajadores locales y exige, en consecuencia, que los empleos que vayan a ser desempeñados por nacionales extranjeros no puedan ser cubiertos por nacionales marroquíes. Por lo que habrá que obtener una autorización del Ministerio de Trabajo a favor de la empresa (certificado de la Agencia Estatal ANAPEC).

Obtenido este certificado, la empresa deberá solicitar una autorización en el Sistema de gestión de visados de contrato de trabajo para un trabajador extranjero del Ministerio de Empleo e Inserción Laboral conocido como Plataforma TAECHIR.

Posteriormente, el dossier con la documentación oportuna debe entregarse en las direcciones regionales de Trabajo e Inserción Profesional y en la sede de Casablanca Finance Cuty Authority.

Solicitud de visado para Marruecos

Como hemos visto anteriormente, el visado, según el caso, podrá ser de corta o larga duración.

En el primer caso nos enfrentamos al límite temporal de 180 días por año natural, mientras que en el segundo se extiende más allá, de acuerdo con las necesidades de la empresa, siendo el necesario para los trabajadores que hayan obtenido el permiso de trabajo.

En ambos casos, las solicitudes deberán presentarse personalmente en las Representaciones diplomáticas o consulares marroquíes más cercanas al lugar de residencia del trabajador.

 

Obtención del permiso de residencia en Marruecos

Esta última fase se desarrolla nuevamente en Marruecos, aunque en esta ocasión la realiza el trabajado, y no el empleador. La tarjeta de residencia debe solicitarse en los primeros 15 días de estancia en Marruecos.

Los permisos de residencia se suelen dar por un año, las tres primeras veces que se solicitan y hasta por 10 años a partir de la cuarta petición.

Los extranjeros deben acudir al Servicio de Seguridad Nacional o la Real Gendarmería del distrito municipal donde van a residir y presentar una solicitud de registro, antes de que expire su visado o dentro de los noventa días posteriores a su entrada en Marruecos.

Al presentar una solicitud para obtener una tarjeta de registro, el extranjero recibe un recibo que es válido por un período provisional.

 

 

 

Si estás interesado en recibir el informe completo nos lo puedes solicitar por mail a consultas@visadosempresas.com o llamando al 91 847 87 30.

 

Para cualquier consulta adicional sobre el visado de trabajo para Marruecos no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro teléfono 91 847 87 30 o por mail a consultas@visadosempresas.com

 

RECUERDE:

  • En VISADOS EMPRESAS somos EXPERTOS en la gestión de permisos de trabajo y visados para Marruecos. Gracias a nuestros colaboradores locales también podemos ayudarle en la implantación de compañías en este país.

  • Desarrollar actividades laborales sin tener el preceptivo visado esta perseguido por la legislación australiana y puede generar graves perjuicios a la compañía local.
  • Gestionar un visado sin tener los conocimientos adecuados puede acarrear retrasos inesperados, problemas a la entrada e incluso la pérdida del importe de las tasas.