Libre circulación de personas entre Europa y Reino Unido tras el 30 de junio

Abr 12, 2021

¿Qué va a pasar con la libre circulación de ciudadanos entre los países de la Unión Europea y el Reino Unido a partir del 30 de Junio? Mucho se ha escrito acerca de las condiciones acordadas sobre la libre circulación de ciudadanos entre la Unión Europea y el Reino Unido después de que éste abandonase la UE el 31 de enero de 2020 y el periodo de transición al Brexit finalizase el 31 de diciembre de ese mismo año.  

Condiciones para residir en el Reino Unido

Pero ¿cuáles son estas condiciones acordadas y que están vigentes en la actualidad? Según la ley de libre circulación, los ciudadanos de la Unión Europea y sus familiares pueden solicitar la residencia permanente siempre y cuando demuestren que han estado viviendo en el Reino Unido durante al menos cinco años. Los familiares que no pertenecen a la Unión Europea podrán solicitar específicamente tarjetas de residencia y tarjetas de residencia para dependientes si han vivido en el Reino Unido durante menos de cinco años.  

Documentos para la residencia en el Reino Unido

¿Y qué va a pasar con los documentos de residencia de los ciudadanos europeos que viven en UK? Pues que dejarán de ser válidos después del 30 de junio de 2021, es decir, que las tarjetas de residencia permanente, y las tarjetas de residencia para dependientes ya no tendrán efecto una vez finalizado el “periodo de gracia” vigente hasta el 30 de junio. Por lo que después de esta fecha, los titulares de estos documentos estarán viviendo de forma ilegal en el Reino Unido, según el Reglamento de Derechos de los Ciudadanos de 2020 y a la Ley de Inmigración de 2020, por la que se pone fin a la ley de libre circulación de la UE en el Reino Unido, y se derogan los Reglamentos de la UE. Por tanto, los ciudadanos de la Unión Europea que deseen permanecer en el Reino Unido a partir del 1 de julio de 2021 deberán regularizar su estancia antes de esta fecha ante el Sistema de Liquidación de la Unión Europea.  

Residencia permanente: Settlement

Para los que ya tengan un documento de residencia permanente bastará con sustituirlo por un estatus, comúnmente llamado “settlement”. Si se está en posesión de la tarjeta de residencia o la tarjeta de residencia para dependientes, también podrán solicitar el estatus de “settlement” si han vivido en el Reino Unido durante al menos cinco años. O el estatus de “pre-settlement”, si aún no han alcanzado la residencia de cinco años. Para los ciudadanos europeos que se les haya otorgado la ciudadanía británica y hayan asistido antes del 30 de junio a la ceremonia que les acredita como ciudadanos británicos, no necesitarán solicitar el estatus de “settlement”. Si usted está pensando acogerse a esta modalidad y solicitar antes del 30 de junio la ciudadanía británica por estar en posesión de un documento de residencia permanente, deberá tener en cuenta que es poco probable que le notifiquen la decisión de aceptar o no su solicitud antes de esa fecha, teniendo en cuenta los plazos actuales de toma de decisiones y retrasos en la organización de ceremonias debido al COVID-19.  

Solicita el «settlement» antes del 30 de junio

También es importante señalar que, según la ley de inmigración del Reino Unido, solicitar la ciudadanía estando en posesión de un documento de residencia permanente, no conlleva ningún derecho de residencia. Por lo que se recomienda solicitar también el estatus de “settlement” antes del 30 de junio, si no quiere correr el riesgo de encontrarse en situación de residente ilegal, a la espera de la decisión de las autoridades sobre la ciudadanía. Nos queda la duda de si el gobierno británico decidirá prorrogar la fecha del 30 de junio, ya que es de esperar que habrá miles de ciudadanos que para entonces no se habrán inscrito en el Sistema de Liquidación de la UE.   Para cualquier consulta adicional sobre todo lo relativo al Reino Unido no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro teléfono 91 847 87 30 o por mail a consultas@visadosempresas.com   RECUERDE:
  • En VISADOS EMPRESAS somos EXPERTOS en la gestión de visados para Reino Unido.
  • Desarrollar actividades laborales sin tener el preceptivo visado está perseguido por la legislación inglesa y puede generar graves perjuicios a la compañía local.
  • Gestionar un visado sin tener los conocimientos adecuados puede acarrear retrasos inesperados, problemas a la entrada e incluso la pérdida del importe de las tasas.