El visado E-2 para Estados Unidos y la regla del 50%

Mar 18, 2021

Han sido muchas las preguntas que hemos recibido respecto al último artículo que publicamos sobre el visado E2 para Estados Unidos (Requisitos para obtener el visado E-2 para EE.UU.) y en particular las destinadas a entender la conocida como regla del 50%. Es decir, si poseer el 50% de propiedad de la empresa es suficiente para obtener la visa E-2.

 

Requisitos para obtener el visado E-2

Recordemos que para obtener este tipo de visado E-2 como inversionista de un país con el que EE.UU. haya firmado un Tratado de Comercio y Navegación, hay que invertir dinero y contratar trabajadores estadounidenses, a la vez que se debe probar que se controla la inversión.

¿Y cómo se consigue esto? Pues demostrando que el inversor es dueño de al menos el 50% de la entidad, de modo que puede votar y dirigir la entidad en base a ese porcentaje.

 

Idea errónea

Existe la idea errónea de que hay que ser propietario del 51% de una empresa para poder optar a una visa E-2 para Estados Unidos, ya que las regulaciones establecen claramente que un 50% de propiedad es suficiente para la obtención de la visa, siempre y cuando proporcione un control absoluto de la empresa.

 

¿Y si el porcentaje cambia?

¿Pero qué sucede si mi porcentaje cambia y cae por debajo del 50%? Pues que cualquiera que esté en posesión de una visa E-2 en la compañía perdería ese estatus, es decir, que el inversor E-2 o el empleado E-2 no podrían trabajar durante ese periodo, aunque hay un periodo de gracia de 60 días para poder recuperar el porcentaje inicial de la empresa.

 

Para cualquier información adicional sobre todo lo relativo a EE.UU. no dejes de contactarnos llamando al 91 847 87 30 o por mail a contacto@visadosempresas.com

RECUERDE:

  • En VISADOS EMPRESAS somos EXPERTOS en la gestión de visados para Estados Unidos.

  • Desarrollar actividades laborales sin tener el preceptivo visado está perseguido por la legislación americana y puede generar graves perjuicios a la compañía local.
  • Gestionar un visado sin tener los conocimientos adecuados puede acarrear retrasos inesperados, problemas a la entrada e incluso la pérdida del importe de las tasas.